Disfrute del mágico ambiente invernal en el centenario Castillo de los Condes de Flandes, con su iluminación feérica, su decoración festiva y la música alegre que suena en la portería. El Castillo de los Condes de Flandes está sumergido en un ambiente navideño e invernal.

Entre las oscuras escaleras de los muros del castillo descubrirá la magia del calor y de la generosidad en el periodo más oscuro del año.

Combine todo esto con las divertidas historias del monologuista flamenco Wouter Deprez. Disfrute de las vistas únicas al centro urbano magníficamente iluminado desde la torre del homenaje.

Una experiencia mágica para grandes y pequeños.