¿Cómo será nuestra sociedad en el futuro? ¿Se hará cada vez más sana y más perfecta, no quedará ningún pequeño defecto? Gracias a los avances en la medicina, esto ya no parece una utopía. Esta exposición une a artistas visuales y a intérpretes que se preguntan si realmente queremos saber todo lo que la ciencia nos puede revelar, porque más libertad también implica más responsabilidad. ¿Y en qué medida somos libres si debemos elegir?

“Análisis de sangre” no solo es una exposición, sino también una “Walking Opera”, una obra de arte total en la que confluyen la música, las artes visuales y el teatro. Es un paseo entre cartas y monumentos funerarios, a través de un laberinto acústico lleno de encuentros con personajes híbridos, animales extintos y un gigante muy particular.