El olor a puro, una pipa entre los labios, publicidad vistosa para cigarrillos en las calles. Son recuerdos familiares que sin embargo nos pueden chocar en nuestra sociedad actual. El cigarrillo moderno esconde una apasionante historia.

Fumar es una moda del pasado. Gracias a la ley antitabaco, los espacios donde se puede encender un cigarrillo son cada vez más limitados. No obstante, el tabaco se sigue vendiendo bien y su atractivo es innegable.

Esta exposición pretende ilustrar el cambio de mentalidad y le expone los motivos por los que ha ido cambiando nuestra percepción del tabaco.  La gran cantidad de fotos, vídeos caseros y objetos expuestos ilustran el lugar que el tabaco ocupa en la vida diaria, tanto antiguamente como hoy en día.