Decenas de ganteses le recibirán con mucho gusto en su propio Bed & Breakfast, en el ático de una bella casa señorial, en una suite oriental o en un camarote sobre el agua. A veces original, siempre hospitalario.