Gante es, en muchos sentidos, el sueño de cualquier viajero: una ciudad compacta con un centro histórico cerrado parcialmente al tráfico y numerosos monumentos y museos a los que se puede ir paseando. También puede recorrer nuestra ciudad en bicicleta. Puede alquilar una en las direcciones que tiene a continuación.