Muchas ciudades están haciendo cada vez más esfuerzos por limitar su impacto para el medio. En Gante, el ecoturismo no es una moda sino una forma de vivir, basado en su compromiso ecológico. Ha sido proclamada capital vegetariana de Europa y tiene el mayor centro con tráfico reducido de Europa. Vivir Gante en bici es algo que no podemos dejar de recomendar: a la ciudad le encantan los ciclistas y el sentimiento es mutuo. Además, tiene una escala humana, perfectamente visitable, también a paso de peatón.

Gante contra el desperdicio de alimentos

La ciudad de Gante se lanza en la lucha contra el desperdicio de alimentos. Por ello, muchos restaurantes le ofrecen con mucho gusto la posibilidad de llevarse las sobras de comida en un recipiente práctico o un “restorestje”. Este recipiente está hecho de cartón certificado por el FSC y es compostable.

Puede reconocer los restaurantes de Gante que participan en esta iniciativa a través de la pegatina en la puerta. También puede llevar su propio recipiente. ¡Gracias a esta iniciativa podrá revivir su experiencia culinaria en Gante!