Para un buen desayuno, un almuerzo o un variado brunch el sábado o domingo hay que venir aquí.

Su chapata, focaccias, quiches y ensaladas son todo un distintivo. Por la tarde hay repostería para tomar con el café.