Al OR Coffee se va tanto por su acogedor ambiente como para disfrutar leyendo el periódico con un delicioso café o té, servido por un barista galardonado con premios internacionales.

Los propietarios tienen su propio tostadero artesanal en Wetteren, en el que trabajan con cafés de comercio justo comprados mediante trato directo a las plantaciones en los países de origen.