En el Wald puede desayunar y almorzar, o simplemente disfrutar de un delicioso café. Para los amantes de lo dulce hay un gran surtido de pasteles, también sin gluten y veganos.

Los domingos son día de brunch. Con reserva previa puede disfrutar de un amplio y delicioso bufé con pan, yogur, granola, quiches, ensaladas de temporada y tortitas. Si es vegano, indíquelo a la hora de hacer la reserva y le adaptarán el menú. Los niños de hasta 3 años comen gratis. Para pequeños de entre 4 y 12 años, se paga la edad multiplicada por 2.

Por la noche puede tomar una tapa o cenar.

El Wald también vende productos locales, como plantas, cosméticos naturales, macetas colgantes, cerámica, granola casera, terrarios verdes, café, té y Damporto casero.