Biover es un centro de experiencias, en el que todo el mundo puede sumergirse en un auténtico mundo de aventura. Con sus 3.500 m² de superficie de escalada, es el complejo de este tipo más grande de toda Europa y está entre los tres mayores del mundo. El edificio tiene forma de montaña invertida, que se puede escalar no solo por dentro sino también por el exterior.

Este centro cuenta con una completa infraestructura para el deporte de la escalada hasta el máximo nivel. Todas las paredes de competición son aptas para encuentros internacionales. Hay una pared de escalada con cuerda en el exterior y otra en el interior, acompañada de instalaciones para búlder y escalada de velocidad. Todas estas paredes están construidas conforme a las normas de la Federación Internacional de Escalada y están, además, provistas de zona de público. De esta manera, este complejo se posiciona como centro internacional de formación y entrenamiento para deportistas de élite.

Se ofrece servicio de cafetería y también restaurante, embebido del carácter deportista y aventurero del rocódromo. En su cocina se busca “comida de bienestar”, es decir, platos nutritivos y equilibrados con originales combinaciones de cocinas internacionales.