¿Le gusta el diseño? Pues entonces no se pierda el Design Museum Gent. Tras una magnífica fachada del siglo XVIII se oculta un edificio moderno y abierto.

Esta impresionante residencia urbana en estilo rococó fue comprada en 1922 por el Ayuntamiento, que alojó en ella su museo del diseño. Las exposiciones temporales complementan la gran colección permanente, que va desde el Art Nouveau hasta las corrientes de diseño contemporáneas.

Un peculiar excusado

Eche también un vistazo a la zona de aseos, con forma de papel higiénico, incluso aunque no tenga necesidad de usarlos. El letrero “de pot op!” (“¡a la mier**!”) que hay al lado tiene un doble sentido: el museo no recibió del Ayuntamiento presupuesto para un edificio extra. Entonces se decidió hacer esta obra de arte de gran tamaño, que sí fue financiada, pero que constituye un corte de mangas a la administración municipal.

Design Museum Gent: ideal para los niños

En el Design Museum Gent siempre hay algo para familias y niños, como jugar al juego del museo o participar en un divertido taller. ¡Todo es posible!