En FERM es posible tomarse un aperitivo a cualquier hora del día. Las bebidas y las tapas se ajustan al momento del día y se sirven en tema o a la carta. Cada tema consiste de dos o tres platos pequeños. Los sábados también hay un desayuno-aperitivo y en la concept store podrá comprar todos los ingredientes para hacer el mismo aperitivo en casa.