OTTO & OTTO organiza a menudo rastrillos en lugares únicos, a solo un paso del centro histórico de la ciudad: en el Parnassus.

La iglesia del Parnassus se llena con curiosidades, cristal, plata, cerámica, pinturas, gráfica, joyas, arte, viejas fotos, juguetes de antaño, buenos libros y todo tipo de cacharros.

Cuando hace buen tiempo puede disfrutar en el jardín de una buena copa de vino de la casa entre otras cosas.