La especialidad de este restaurante es la costilla, que se ofrece en barra libre. El interior es de los años veinte y treinta, los mantelitos son de cuadros Vichy y hay cachivaches de antaño por todas partes. ¡Para saciarse en un ambiente especial!