Descubra el capitán que lleva dentro. Alquile uno de los elegantes barcos de lujo, tome el timón y ponga proa rumbo a un paseo por el Lys. No es necesario título de patrón. Gracias al punto de salida en Drongen, se encontrará en un momento en la maravillosa zona natural del Lys, sin dejar de tener la ciudad al lado.

No hace falta un permiso de navegación, aprenderá en el momento. Barcos: hasta 2 personas por barco (12 personas con niños).