Se les dará una nueva vida a los viejos muelles en el norte de la ciudad. El muelle Houtdok es el primero que revive gracias a un parque de barrio de 3 hectáreas: el parque Kapitein Zeppospark.

Un lugar donde podrá relajarse por completo. Dese un paseo a pie o en bicicleta a lo largo de las paredes restauradas del muelle y descanse en uno de los embarcaderos o en las zonas acondicionadas como playas. Por desgracia no está permitido bañarse.

¿Le apetece otra actividad deportiva en este entorno verde? La zona también cuenta con un campo deportivo y un gimnasio al aire libre para hacer deporte. También los visitantes más jóvenes pueden deleitarse en el parque infantil equipado de numerosas instalaciones de juego.

La vieja grúa portuaria en la orilla oeste domina la zona desde el 2019 y será equipada con una plataforma a modo de mirador. Desde ahí tendrá unas vistas espléndidas sobre los muelles.