Museos, archivos, bibliotecas con fondos históricos, asociaciones históricas, instituciones eclesiásticas, entidades socioculturales y restauradores abren sus puertas y presentan un variado abanico de actividades gratuitas.