Rodeado de numerosos restaurantes turcos, en este restaurante se sirve comida italiana de calidad.

La decoración a base de madera oscura crea un ambiente íntimo en donde se puede elegir entre pasta casera, escalope milanese y numerosas especialidades italianas que preparan en la cocina que está a la vista.

En el patio interior se puede bajar la comida disfrutando de una copita de limoncello o de grappa.