En The Cobbler se retrocede en el tiempo. La coctelería, situada en el antiguo edificio de correos, es clásica con una decoración muy estilosa.

Puede disfrutar de recetas creativas acompañadas de deliciosas tapas. ¡Las impresionantes vistas del centro histórico son gratis!