En Mémé Gusta puede probar la cocina tradicional belga en un entorno acogedor con un toque “vintage”. Los dueños le recibirán siempre con una sonrisa en los labios.

Si desea conocer la cocina belga pura, venga a comer en Mémé Gusta. Los dueños intentan recrear los platos tradicionales respetando al máximo los ingredientes y las antiguas recetas.

Mémé Gusta no es un nombre desconocido para los habitantes de Gante, ya que hace unos años, sus dueños participaron en un programa de televisión de cocina reality belga.¡No cabe duda en que vale la pena cenar con un gantés famoso!