Café-restaurante justo en el centro histórico de Gante, con terraza y vistas al pabellón municipal.

Los platos tradicionales flamencos y ganteses son protagonistas, pero los amantes de la cocina mediterránea también tienen donde elegir. Cocina de calidad por un precio asequible.