Los pequeños pueden disfrutar a sus anchas.

En diferentes lugares de la ciudad se han instalado pistas para monopatines, donde pueden saltar, deslizarse y patinar a su gusto.