El Keizerpark es un parque moderno. Sus dos puentes para bicis lo convierten en un importante punto de conexión para paseantes y ciclistas.

Se puede pescar, patinar, jugar al baloncesto o hacer picnics y barbacoas. Para los más pequeños hay también zona de juego.