“Kleureyck” es una exposición sobre el uso innovador y diverso de los colores que une el pasado con el presente. El punto de partida de la exposición es el particular uso de colores de Jan van Eyck que vuelve a estar totalmente visible después de la restauración de su obra El Cordero Místico.

Utilizando pintura al óleo y capas de glaseado colorido y transparente Van Eyck logró obtener una innovadora variedad de matices de color, claridad y saturación en sus cuadros. Su inspirador uso de los colores es el punto de partida para una selección de diseñadores nacionales e internacionales con una afinidad por el color.

La exposición está concebida como un paseo por los siete colores primarios y el universo de pigmentos que Jan van Eyck y sus contemporáneos utilizaban, sirviendo el conocimiento, la inspiración y la mística de sustrato. Se exhiben proyectos de diseñadores de distintas disciplinas del diseño (diseño de producto, artesanías, diseño textil, diseño gráfico, diseño de joyas, arquitectura, …) en distintos conjuntos de color. Algunos diseñadores trabajan sobre todo desde un enfoque investigador del color destacando, por ejemplo, su materialidad. A otros les interesa más el color y la percepción, o la influencia del color en un contexto espacial. 

También los salones históricos del Hotel de Coninck se integran en el recorrido de la exposición. Son transformados en ‘experience rooms’ donde diseñadores contemporáneos presentan un proyecto o crean una obra bajo el tema el color y los sentidos.