La Consouling Store, en la calle Baudelostraat, es un cruce entre discográfica, tienda de discos y cafetería/tetería.

Para pasar un buen rato escuchando y eligiendo música con una taza humeante al lado.