Ya nos hemos despedido definitivamente del verano. Pero Gante también rebosa de luz y de vida en otoño y en invierno. Cada otoño, los museos ganteses organizan una amplia gama de exposiciones. Desde pintura clásica hasta experiencias multimedia.