Si bien es cierto que Gante es una ciudad moderna y progresista, es al mismo tiempo una gran defensora de la música y del arte clásicos. De ahí que abundan en Gante las exposiciones, los conciertos y los eventos del género clásico.