Este hotel con encanto, situado en el barrio artístico de Gante, es uno de los pocos establecimientos de su tipo con gestión familiar.

Pernoctará en una de las 27 estilosas habitaciones que varían de habitaciones clásicas a lujosas suites. Todas las habitaciones disponen de un minibar, café y té, cuarto de baño propio, secador de pelo y artículos de baño. El amplio desayuno está hecho con productos caseros.  

El Wifi gratis, el aparcamiento privado (pagando un suplemento) y el bonito jardín interior con terraza son unas ventajas adicionales. A tan solo 5 minutos a pie del hotel está la parada de autobús y tranvía para ir al centro de la ciudad.