Restaurante gastronómico que desde hace años forma parte de la élite culinaria de Gante.

Aquí se apuesta decididamente ya desde hace tiempo por los productos de la temporada, también de la propia huerta, siendo así pioneros en este aspecto. La cocina es fundamentalmente franco-belga y se pretende con ella estimular los sentidos.

La mansión, al igual que el jardín, es impresionante y acogedora, y se considera parte inseparable de la totalidad de la experiencia culinaria que se ofrece.