Un antiguo almacén transformado en restaurante con estilo. El cálido interior contrasta en gran medida con los elementos arquitectónicos industriales que forman la base de la construcción.

El chef cocina con productos frescos y en la carta se ofrecen tanto platos modernos como tradicionales. En la carta también aparece la cerveza casera “Principale”, que tiene una variante rubia y otra negra.