Sin la sala Vooruit, la vida nocturna gantesa no se hubiera convertido ni de lejos en lo que es hoy en día.

Sint-Pietersnieuwstraat 23, Gante

Si bien es cierto que este impresionante edificio icónico fue diseñado en 1913 por Ferdinand Dierkens como “sala de fiestas”, el inmueble estuvo en estado de abandono durante la mayor parte del siglo XX, por lo que se organizaron más bien pocas fiestas espectaculares ni legendarias.

Lo que sí fue espectacular y legendario, fue el cambio que dio la sala durante los años ’90, cuando las primeras ediciones de Free the Funk y más tarde, de I Love Techno, se organizaron en esta sala de conciertos. El line-up de la primera edición de I Love Techno en 1995 incluía a Pierre, Trish, Jeff Mills, Richie Hawtin y al dúo Daft Punk, totalmente desconocido en la época y sin cascos. Un cartel con el que hoy en día se podría llenar el estadio Ghelamco Arena. Pero que en aquel entonces apenas atrajo a unas setecientas personas.

Cartel de I Love Techno en 1995, cuando aún se organizaba en la sala Vooruit en Gante

Gradualmente, I Love Techno fue ganando popularidad y acabó trasladándose al palacio de ferias Flanders Expo. Pero mientras tanto, la sala Vooruit ya había consolidado su reputación como sala de fiestas por excelencia, y la lista de fiestas memorables que se organizaron en ella a lo largo de los años es casi interminable.