El pabellón polivalente es una verdadera hazaña arquitectónica obra de Robbrecht & Daem / Marie-José Van Hee. Llama la atención, sobre todo, la estructura de la cubierta y la combinación de cristal, madera y hormigón. Hay espacio disponible para organizar conciertos, espectáculos de ballet y mercados.

Bajo el pabellón municipal se esconden una gran cafetería y un restaurante casi subterráneos, que ya se han convertido en un vibrante centro hostelero con sitio para 300 personas. Puede tomarse una copa o comer un menú del día o a la carta. 

El pequeño parque urbano en el nivel que queda por debajo, The Green, está delimitado por un muro de piedra. Un sitio estupendo para descansar, leer o dar un paseo. El parque está comunicado con los niveles superiores de la calle mediante escaleras y rampas. Hay caminos peatonales diagonales que unen la callecita Donkersteeg con las calles Mageleinstraat y Cataloniëstraat; el conjunto invita a pasear y a ir de compras. 

The Green

Obras de arte

Los elementos de arte urbano como las estatuas de Minne y la campana Mathildis se colocarán en otro sitio, también dentro del recinto del proyecto. 

Fuente de los arrodillados
Estos jóvenes desnudos se miran en el agua de la fuente, como hacía la figura mitológica de Narciso, por amor a sí mismo. Cuando se instaló aquí esta obra de arte en 1937, a los ciudadanos les pareció indecente, reacción que sorprende a día de hoy. El artista Georges Minne se inspiró en imágenes de edificios góticos.

La Campana Roeland
La canción Klokke Roeland (la Campana Roeland) es por así decir el himno de Gante. Esta campana, “la Gran Triunfante”, se llama también Roeland, en recuerdo de la primera gran campana del Campanario Municipal. La campana se rompió en 1914, tras lo que fue retirada del Campanario. Ahora cuelga restaurada, en un soporte diseñado especialmente para ella, al lado de la Iglesia de San Nicolás. ¿Le interesa el carillón de Gante? Pues no deje de hacer una visita al Campanario Municipal.

De Maagd
El artista belga Michaël Borremans le regaló a la ciudad este fresco, titulado “De Maagd” (La Virgen). En él aparece una joven de pelo negro sobre un fondo oscuro. La chica va vestida casi toda de negro, menos el cuello de la camisa, blanco. De sus ojos salen dos rayos de luz destellantes. El cuadro se encuentra en el pedestal de la campana, encima de la puerta del ascensor. Al otro lado de la obra, en el pedestal, figura la firma del artista.