Es la que completa la famosa fila de torres. Construida con piedra azul calcárea de Tournai, es uno de los más bellos ejemplos del gótico escaldiano.

La torre del crucero es única. Actúa como una linterna natural, dejando penetrar los rayos de luz e iluminando el centro de la iglesia.