En el año 2020, Gante quiere demostrar que al cabo de seis siglos, Van Eyck sigue dejando su huella en la ciudad. El legado de Van Eyck fluye a través de la ciudad, y generación tras generación, sigue inspirando a nuevos maestros.

Ya son más de setenta los artesanos ganteses que se han comprometido a crear un producto o un diseño inspirado en el Cordero Místico. Todos son profesionales apasionados quienes, al igual que lo hacía Van Eyck durante el siglo XV, mantienen viva la maestría artesanal con mucho esmero, paciencia y pericia. 

Los “creadores Van Eyck” tienen oficios muy diversos, por lo que podrá encontrar una gran variedad de productos únicos: joyas, sombreros, creaciones florales, cervezas, tapices, bufandas, bolsos, cerámica, cristalería… Hay una enorme diversidad. Sus productos exclusivos se venderán en la sala Lakenhal que se encuentra debajo del Campanario municipal