Los agustinos se establecieron en Gante en 1296, cuando el obispo de Tournai les otorgó su aprobación eclesiástica para que construyeran un convento.

La Iglesia de San Esteban, se ha convertido en un lugar de peregrinación popular, gracias a los favores que concede Santa Rita a muchos fieles.