A mediados del siglo XVI, el “Gremio de San Antonio de tiro de Arcabuz” se trasladó al muelle San Antonio (Antoniuskaai), de donde proviene su nombre.

Cuando se hicieron viviendas protegidas en el convento, también se reorganizó el parque. Ahora consiste de una bonita parte del antiguo jardín del convento, un huerto, franjas con hierbas, un jardín de flores salvajes, césped y una zona de juego. 

Sint-Antoniushof tiene 9040 m².