Este parque forma parte de un espacio conocido como Rozebroeken o Sint-Baafskouter y fue en tiempos una quinta perteneciente a los monjes de la Abadía de San Bavón.

Es una buena área verde con zonas de juego y sitio para picnics. Aquí también está el centro deportivo y recreativo de Rozebroeken (con piscina y anexos). 

En esta ‘Prettige Wildernis’ (divertida selva) se ha mantenido, en medida de lo posible, su disposición natural con la existente vegetación. Los óvalos con césped son perfectos para organizar fiestas, jugar o para hacer un picnic. Un camino con rejillas de césped une las diferentes partes. Hay pequeñas zonas de juego infantil, una zona natural con una gran colina y un bosque de juego. Cerca hay un lago por el que puede pasear o que puede cruzar con una pasadera. Alrededor del colegio, que está situado en esta zona, hay un jardín natural, un jardín con plantas locales y un camino con flores salvajes.

Para los perros hay una zona de esparcimiento.