En 1909 el antiguo edificio de correos se encontraba en el cruce de carreteras de acceso a la ciudad.

Aquí se paraban los postillones y los primeros tranvías a caballo. Este edificio erguido y decorado en distintos estilos arquitectónicos ahora se ha transformado en el centro comercial “De Post” y hotel de lujo “1898 The Post”. Presta especial atención al campanario de 52 metros.