Casa familiar, ahora en manos de la cuarta generación.

Bombones, pasteles, bollos y helados de impecable calidad. Sus productos son ansiados hasta en Japón. También podemos venir a sus talleres de chocolate.