Perfección y renovación son las palabras clave del repostero y chocolatero Joost Arijs.

En el año 2011 abrió junto con su novia Elke De Baerdemaeker su propia repostería/chocolatería en Gante. En muy poco tiempo fue proclamado el mejor repostero de Bélgica por la famosa guía de restaurantes Gault & Millau. 

Una confitería en serio, sin recetas extremas o pesadas, oropeles ni interiorismo recargado. Aquí de lo que se trata es de realzar la pureza de los ingredientes y ofrecer refinados sabores y texturas.