Los dos autores de la Adoración del Cordero Místico están sentados delante de la capilla Vijd de la catedral, donde se encontraba inicialmente su obra.

Este grandioso monumento se instaló aquí con ocasión de la Exposición Universal que se celebró en Gante en 1913. Se trata de un homenaje a los pintores en el que hombres, mujeres y niños traen flores, coronas y guirnaldas. Hubert, el mayor de los dos hermanos, hojea la Biblia y tiene la paleta y los pinceles a sus pies. Jan mira hacia adelante con la paleta en la mano.