La construcción de esta iglesia se inició en el año 1853, y el día 12 de junio del año 1866, el obispo de Gante consagró la Iglesia de Santa Ana, inacabada. Actualmente solo puede admirar este edificio desde fuera.

La Iglesia de Santa Ana es el edificio más significativo en estilo Rundbogenstil con el que cuenta Gante. Este estilo arquitectónico ecléctico se caracteriza por presentar elementos románicos, bizantinos y góticos. Tanto el interior de la iglesia como su entorno fueron declarados patrimonio de la humanidad en el año 1980.

En el año 2018 se buscó una nueva afectación económica y útil para la Iglesia de Santa Ana, y en 2019 se decidió que el nuevo proyecto urbano tendrá múltiples facetas. La iglesia albergará un mercado, un restaurante y una vinoteca. Los espacios verdes que rodean el edificio se convertirán en un jardín público y comprenderán un huerto y un jardín silvestre. La parte anterior de la iglesia será de acceso público. La fecha de inicio de las obras aún no se conoce.