Durante su estancia en Gante, no puede faltar una visita a la Zebrastraat en su ruta cultural. No se pierda este lugar lleno de arquitectura histórica e innovadora durante su viaje.

Durante el siglo XIX Gante aún disponía de su propio zoológico. En el año 1902, este tuvo que ceder frente al rápido crecimiento de la ciudad. El arquitecto municipal de la época, Charles Van Rysselberghe, fue encargado de la construcción de viviendas modernas para los obreros. Diseñó un espacio peculiar que pronto recibiría el nombre "De Cirk" (el circo). La plaza central ovalada sirvió como terreno de juego para al menos tres generaciones de familias obreras. Al cabo de 100 años sin inversión alguna, el complejo se había deteriorado por completo. En el año 2001, la fundación Stichting Liedts-Meesen salvó esta perla arquitectónica de la demolición. “De Cirk” fue renovado en el año 2006, manteniendo la arquitectura original, para convertirlo en el proyecto “Zebrastraat”. En el 2013, se añadió el proyecto de obra nueva "New Zebra", seguido por el proyecto "The Elephant" en el año 2018.

El artista Nick Ervinck marcó su huella en este proyecto con sus dos obras de arte: una estructura laberíntica de color amarillo chillón en el tejado y una especie de velo en el mismo color en la fachada posterior.

En la Zebrastraat, la arquitectura histórica y el arte contemporáneo forman un conjunto y constituyen un entorno singular para la organización de todo tipo de eventos culturales. La colección impresionante de obras de arte contemporáneas de la fundación Stichting Liedts-Meesen es un elemento importante del complejo en su conjunto, y merece una visita por sí solo. Además, se organizan continuamente exposiciones muy variadas en la sala de exposición.

También puede acudir a la Zebrastraat para asistir a ponencias interesantes sobre un sinfín de temas o a conferencias acerca del arte y la cultura, el ser humano y la sociedad. Consulte la agenda para ver la programación.

El XYZ Lounge, un bar futurista de color rosa, fue creado por el artista Didier Faustino. Es el lugar ideal para escapar del bullicio de la ciudad. Los jueves por la noche podrá disfrutar aquí de música en directo.

En verano, se instala el bar “pop-up” veraniego Zebrabeach en la plaza central.