El Puente de los Placeres Imperiales se construyó sobre el Lieve en el año 2000 con ocasión del cincuentenario de Carlos V. Tiene esculturas del artista, músico y actor Gantés Walter De Buck (1934- 2014) que representan diversas leyendas sobre la vida del Emperador Carlos V

En el siglo XIX se crearon numerosos relatos y leyendas sobre el Emperador Carlos V. En el extremo de este puente se representa uno de ellos.

El barco se refiere a la historia del sirgador: un día, el emperador tropezó con un barquero que tiraba de la sirga para arrastrar el barco, y este último encalló. El capitán obligó a Carlos V a tirar hasta soltar la embarcación, y el emperador no solo lo hizo sino que además le regaló un barco nuevo.

La obra “Taptoe Feest”

Cerca del puente puede ver una otra obra de arte de Walter De Buck: “Taptoe Feest”. Diseñó esta estatua en el año 1993, por motivo del 25 aniversario del teatro Theater Taptoe, la legendaria compañía de teatro de títeres que contribuyó a la fama nacional e internacional del teatro de títeres gantés entre el 1968 y el 2009. TAPTOE’s erf, la organización que vela por el patrimonio de la compañía, donó la estatua a la ciudad de Gante, quien le asignó un sitio fijo en el Zilverhof.