Gante es el escenario ideal para descubrir joyas escondidas de noche. En cuanto el sol haya desaparecido detrás del horizonte, la iluminación ambiental y de los monumentos se adueña de la ciudad. Esta le permitirá descubrir detalles, rincones y edificios que de día pasan desapercibidos. Pero “Gante, ciudad de la luz” es mucho más que eso…

¿Cómo se convirtió Gante en ciudad de la luz?

La iluminación constituye un elemento esencial de la ciudad. Los distintos acentos de luz le confieren a la ciudad su identidad y su ambiente únicos. Ese juego de luz y sombra es precisamente lo que hace que sea tan agradable pasear por Gante.

¿Sabía que…? Gante es la primera ciudad belga que cuenta con un plan de iluminación arquitectural, ¡y esto desde 1999!

La iluminación sostenible y la gestión racional de la energía constituyen el punto de partida. En Gante, la iluminación respetuosa con el medio ambiente y la belleza van de la mano. Entra la puesta del sol y medianoche, la ciudad se transforma en un paisaje nocturno mágico bañado en una cálida luz que envuelve sus edificios, calles y sus plazas de manera artística. Piérdase por las calles de Gante y déjese sorprender.

Un iti­ne­ra­rio res­plan­de­cien­te

¿Quiere aprovechar para recorrer los puntos y edificios iluminados más bonitos? Pues le ofrecemos una ruta de paseo nocturno. Se parte del Kouter y tiene una duración de unos 5 kilómetros, que pasan por todos los puntos destacados de la Gante iluminada.

Si quiere hacer el recorrido completo, se tardan unas dos horas. Lo mejor es no empezar muy tarde, ya que con las 12 campanadas el alumbrado artístico deja sitio al convencional. Puede organizar su recorrido con uno de los guías o descubrir esta ruta usted mismo, descargando ya el mapa.

Desde luz artificial hasta arte de la iluminación

¿Necesita algún motivo más para deambular por las calles de Gante por la noche? ¿Qué le parecen unas obras de arte luminosas y originales realizadas por artistas internacionales? Desde 2011, Gante organiza cada tres años un festival de la luz: un espectáculo grandioso que reúne a artistas del mundo entero para presentar sus magníficas creaciones luminosas al público general. Las noches gantesas serán el escenario de espectáculos sorprendentes, instalaciones ingeniosas, actuaciones espectaculares y eventos donde la luz ocupa un lugar central.

Algunas obras que se estrenan en el festival terminan encontrando un lugar permanente en Gante. A lo largo del itinerario básico de la ruta de la luz, podrá observar dos obras luminosas importantes: los Pájaros Azules de Maeterlinck y la obra Ai Nati Oggi de Garutti.

La obra luminosa Maeterlinck fue uno de los puntos culminantes del Festival de la Luz de Gante de 2012. En aquella ocasión, unos sencillos pájaros azules estilizados en líneas rectas, como si fueran de origami, se posaron silenciosamente en las ramas del árbol de la Predikherenlei, y todo ello con un gasto energético mínimo. El reflejo de estos pájaros en la superficie del agua añade una dimensión extra al paisaje nocturno.
Bajo el nombre “Ai Nati Oggi” (a los que han nacido hoy) (2011), el artista italiano Alberto Garutti hace un homenaje a los recién nacidos de Gante. La luz de las farolas se intensifica durante un instante cada vez que nace un niño en Gante. Cuando se presiona el botón en las maternidades gantesas, toda la ciudad se une a la celebración.

Cálida iluminación invernal

Durante los meses más oscuros del año, Gante también muestra su lado más encantador. Para conferirle a Gante ese mágico toque navideño durante la época de fin de año, la ciudad apuesta por un ambiente cálido y acogedor. Al atardecer, los dragones luminosos de Gante cobran vida. Son uno de los elementos más llamativos del nuevo alumbrado navideño de la ciudad. Póngase su mejor abrigo y disfrute de un paseo sumergido en un mágico ambiente invernal.

Cada invierno, el Castillo de los Condes de Flandes se impregna del ambiente navideño y se transforma en un verdadero Castillo encantado de invierno. Disfrute del ambiente mágico gracias a la iluminación feérica, la decoración festiva y la música alegre que suena en la portería.

Durante la época navideña, muchos negocios ganteses dan rienda suelta a su creatividad y transforman sus escaparates en verdaderas obras de arte luminosas, lo que aporta un toque extra a sus compras de fin de año (aunque quizás no sea tan bueno para su cartera).