Más de 150 casetas de madera se reparten desde la St.-Baafsplein pasando por la Botermarkt y por Klein Turkije hasta el final de la Korenmarkt. Todo el barrio se viste de Navidad. Podrá pasear entre pinos y abetos y deambular por puestos con cosas para comer y beber, bonitos detalles y artesanía auténtica. La experiencia se completa con el aroma de las agujas de pino y del vino caliente. Gante bajo su verde manto invernal: una ciudad navideña con lo mejor de sí misma.