Puede comenzar su visita conociendo el centro histórico, en un paseo que dura unas dos horas. Sienta el misticismo, deje que sus pasos le lleven al Castillo de los Condes de Flandes, al Graslei y el Korenlei y a las tres grandes torres de Gante. Disfrute con la mirada contemplando la arquitectura moderna del Pabellón Municipal y el rústico Patershol, un antiguo barrio de trazado medieval lleno de pequeños restaurantes. Como verá, el gantés es un ser social que saborea bien la vida.

Callejear, perderse y encontrarse en Gante

Gante es una ciudad de escala humana, por lo que también puede prescindir del plano de rutas y simplemente dejarse guiar por su intuición. Gante es todo un cóctel cultural por el que darse una vuelta a su aire, paseando por la mayor zona peatonal de Europa. Andando por sus calles podrá experimentar la auténtica Gante, una ciudad viva con el carácter y personalidad de sus habitantes.

Cómo sazona Gante la vida

Si su paseo por la ciudad le lleva por la plaza Groentenmarkt, aproveche para tomarse una pausa dulce o picante. Para lo primero están los deliciosos y típicos cuberdons, y para lo segundo Tierenteyn-Verlent, una casa que es toda una institución y que desde antaño elabora exquisitas mostazas y encurtidos artesanales.

La mágica luz de la noche

Si puede esperar al anochecer, se verá recompensado con un ambiente de cuento. Al ponerse el sol, Gante se transforma con una serie de luces especiales que fascinan al tiempo que iluminan.

Un iti­ne­ra­rio res­plan­de­cien­te

¿Quiere aprovechar para recorrer los puntos y edificios iluminados más bonitos? Pues le ofrecemos una ruta de paseo nocturno. Se parte del Kouter y tiene una duración de unos 5 kilómetros, que pasan por todos los puntos destacados de la Gante iluminada.

Si quiere hacer el recorrido completo, se tardan unas dos horas. Lo mejor es no empezar muy tarde, ya que con las 12 campanadas el alumbrado artístico deja sitio al convencional. Puede organizar su recorrido con uno de los guías o descubrir esta ruta usted mismo, descargando ya el mapa.